Manchas blancas en los dientes

Anomalía / Manchas blancas

Manchas blancas en los dientes

“Mancha blanca” suena inofensivo a primera vista, pero no lo es. Los dentistas entienden que se trata de cambios de color blanco tiza en el esmalte de los dientes que señalan las primeras etapas de la caries.

La superficie del esmalte dental generalmente se ve tan brillante como la porcelana, pero en esas áreas previamente dañadas es opaca y también se siente áspera. Se trata de zonas descalcificantes relacionadas con el ácido. El esmalte, que consta de un 96 por ciento de sustancias inorgánicas y se considera la sustancia más dura de todo el cuerpo, ya no está intacto. Se han eliminado los minerales y, por tanto, los expertos hablan de “descalcificación profunda”.

El ácido responsable de este daño es producido por la bacteria de la caries en la placa dental, que se acumula en determinadas zonas del diente cuando hay una higiene dental insuficiente o una técnica de cepillado incorrecta. Si el azúcar se consume con más frecuencia a lo largo del día, se desarrolla una mezcla explosiva en un césped tan bacteriano. La región en la transición a las encías, el llamado “cuello del diente”, a menudo se ve afectada. En esta zona especialmente amenazada, el esmalte solo forma una capa protectora muy fina de menos de 1 mm.

Posible curación
La mancha blanca es la primera etapa de la caries incipiente, por cierto también en los dientes de leche. Si el daño se reconoce a tiempo, aún es posible la curación completa en esta fase. Después de la eliminación completa y duradera de toda la placa, los minerales presentes en la saliva pueden reparar el defecto. El uso adicional de flúor , idealmente aplicado específicamente por el dentista, promueve y acelera el proceso de curación. Dependiendo del caso individual, también puede ser aconsejable utilizar pastas dentales con una mayor concentración de flúor, así como geles y soluciones de aclarado que contengan flúor. Pregúntele a su dentista. El consumo diario de azúcar también debe restringirse para no proporcionar alimento a las bacterias en primer lugar.

La prevención tiene sentido y es muy fácil
Por tanto, el factor tiempo juega un papel decisivo. Es importante reconocer lo antes posible la incipiente destrucción del esmalte dental, eliminar las causas y realizar un tratamiento (absolutamente indoloro y sin “taladrar”). Así que, la recomendación dental sigue siendo: ¡Vaya a un chequeo de rutina al menos dos veces al año! Los dentistas y el personal profiláctico especialmente capacitado conocen las zonas de peligro y reconocen las manchas blancas. Ejemplo: Al realizar una limpieza dental profesional se dan cuenta del caso y proceden actuar de inmediato para detener el avance de la enfermedad. Una vez que las bacterias han penetrado tan profundamente en el esmalte de los dientes que ha surgido un defecto real, no hay vuelta atrás: hay que obturar el diente para preservarlo. Puede ahorrarse eso en cualquier caso si sigue las recomendaciones mencionadas.

Excluir otros cambios dentales
La caries incipiente en forma de mancha blanca debe diferenciarse de otros cambios relativamente comunes que afectan la estructura básica del diente y están asociados a la decoloración. Por ejemplo, aquí conviene considerar las consecuencias de una sobredosis de fluoruros o de los llamados “dientes de tiza” (MIH = hipomineralización incisiva molar) . En la mayoría de los casos, aquí también es posible un diagnóstico rápido y confiable en la práctica dental.

** La información facilitada por este medio no puede, modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico o elegir un tratamiento en casos particulares.
** En esta plataforma no se hará ninguna recomendación explícita o implícita sobre fármacos, técnicas, procedimientos, productos, etc ya que se citarán únicamente con finalidad informativa.
** Cada procedimiento o información detallada puede variar según profesional y paciente
.

Leave your thought here